Cómo ahorrar en la cuesta de enero y no morir en el intento

Así enfrentan las economías familiares los gastos del descontrol navideño

A las puertas del año 2018 y tras las fiestas navideñas, que suponen un desembolso extra en la mayoría de hogares, toca afrontar la crisis e informarse sobre cómo ahorrar en la cuesta de enero. Después de unos días de ilusión, mazapán y polvorones nos enfrentamos a la cruda realidad, y nos damos cuenta de que los precios y las tarifan han vuelto a subir. A partir del dia 1 de enero incrementará el coste de nuestras facturas.  Entre otras cosas, llenar el carrito de la compra será más caro y pagaremos más al viajar en tren o autobús.

Así que, como cada año, para hacer frente a la pérdida de poder adquisitivo, debemos ponernos las pilas. En Mamás & Protectoras os ofrecemos estos cinco consejos para que la economía familiar no se resienta ¡Prestad atención!

Cómo ahorrar en la cuesta de enero

Planifica tus gastos 

Es fundamental para la economía familiar planificar y controlar las finanzas domésticas. De esta forma se puede tomar consciencia de cuáles son los gastos, si estos superan los ingresos o no y, por lo tanto, cuál es nuestra capacidad de compra y ahorro. Una buena herramienta para ello es elaborar un presupuesto familiar. Además, podemos instaurar “el día de las facturas”.  Elegimos un día de la primera quincena del año para repasar todos nuestros recibos, prestando atención a aquellos que son anuales y las suscripciones. Una vez recopilamos toda la información, nos será mucho más fácil decidir si podemos prescindir o reducir alguno de ellos.

Prioriza tus gastos 

Os aconsejamos que elaboréis una lista con los gastos variables y los clasifiquéis  por prioridades. ¿Qué gastos tiene vuestra familia de los que no puede prescindir? ¿Observáis algún pago que pueda ser aplazado? Es preferible dejar aquellos que no sean tan importantes para más adelante y pensar en ellos cuando la economía doméstica se haya restablecido.

No te dejes llevar por las rebajas de invierno 

El 8 de enero es el día perfecto para combatir la depresión post navideña. Empieza el periodo de rebajas de invierno y es difícil resistirse a las ofertas y descuentos de las grandes superficies ¡Pero nosotras podemos con eso y más! Os recomendamos realizar un consumo responsable, comprando únicamente aquellas cosas que necesitéis.

Tal y como os comentábamos en el primer tip de ahorro, contar con un presupuesto definido es la mejor fórmula para no gastar de más.

Involucra a toda la familia

Tanto si vivimos en pareja como si ya hemos formado una familia, la gestión de las finanzas debe ser cosa de todos. Si eres tú, la mamá, quien se encarga del presupuesto, haz partícipe al resto de miembros de la familia y establece entre todos un objetivo común de ahorro.

girl hand put money to piggybank on bedroom

Sin duda, es una muy buena oportunidad para empezar a concienciar a nuestros hijos de la necesidad de ahorrar. No se trata de que les pongamos al corriente de las obligaciones que comporta mantener las finanzas familiares, pero sí les podemos fijar objetivos alcanzables en el tiempo, como por ejemplo, un fin de semana familiar o las vacaciones. De este modo centramos hacia ellos los esfuerzos de ahorro, por lo menos de cara a los más pequeños.

Paga en efectivo 

En Mamás & Protectoras somos partidarias de llevar siempre el monedero en mano. Es la mejor forma para controlarnos el bolsillo. Es recomendable pagar en efectivo en vez de usar la tarjeta de crédito. Así, evitamos caer en la trampa de comprar aquellos que no nos podemos permitir.

Y hasta aquí nuestras claves para ahorrar en la cuesta de enero ¿Os han resultado útiles? Pues no olvidéis darle al LIKE y/o compartir en vuestras redes sociales ¡Hagamos comunidad!

HISTORIAS RELACIONADAS:

10 destinos para el Puente de la Constitución por menos de 75€

¿Qué es una Party Family y quién la organiza?

Consejos para prevenir los primeros catarros de invierno

 

 

 

Deja un comentario